Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Cómo eliminar las plagas en los cultivos hortícolas

¿Tus plantaciones de tomates, zanahorias o patatas están invadidas por plagas? No te preocupes, te damos la solución para eliminar las plagas en los cultivos hortícolas.  Son muchas las plagas que afectan a los cultivos hortícolas debido a la buena climatología que propicia su desarrollo. A continuación, vamos a enseñarte que son las plagas en los cultivos hortícolas, las principales plagas y cómo eliminarlas. ¡Atento! Comenzamos. 

¿Qué son las plagas en los cultivos hortícolas?

Las plagas son los microorganismos o animales que tienen un efecto negativo sobre los cultivos causándoles daños. Estas plagas prosperan de forma rápida en los cultivos hortícolas porque encuentran una gran fuente de alimento. 

Las plagas pueden causar daños de dos tipos en los cultivos hortícolas: daños directos y daños indirectos:

  • Los daños directos de las plagas: son los causados sobre el órgano de la planta y afectan tanto a la calidad como a la cantidad de la cosecha, por ejemplo, podredumbre en los frutos. 
  • Los daños indirectos: estos predisponen al cultivo a ser afectado por agentes secundarios, como por ejemplo, la transmisión de virus. 

¿Cómo afectan las plagas en los cultivos hortícolas?

Control Plag, empresa dedicada al control de plagas desde 1994, con trabajos garantizados por un año en todo tipo de negocios como el hortofrutícola, colegios, supermercados y hoteles, nos explican cómo afectan las plagas a los cultivos: cuando las plantas son invadidas por plagas, se observa que están muy poco desarrolladas porque no crecen de manera adecuada. Tienen las hojas dañadas o con deformidades. Presentan un color verde suave o amarillo, están caidas y marchitas. Estos daños en las plantas ayudan a detectar la plaga que los causó porque estas tienen unos patrones de comportamiento de alimentación concretos. Por ejemplo, según los hábitos de alimentación, los insectos se clasifican en: barrenadores, chupadores, masticadores y minadores. 

Es frecuente descubrir los daños en los cultivos antes que identificar las plagas que los causaron. Se detectan los daños que las plagas causan en las plantas, en sus hojas, tallos, flor, fruto y en la raíz. También se descubren los residuos que las plagas dejan en el lugar donde se alimentan, por ejemplo, se detectan en forma de excrementos oscuros húmedos.

¿Cuáles son los principales agentes causantes de daños parasitarios en los cultivos hortícolas?

Los principales causantes de daños parasitarios en los cultivos hortícolas son: virus hortícolas, hongos y bacterias.

Virus hortícolas. Plagas en los cultivos 

Los virus son una gran amenaza para los cultivos que, año tras año, provoca grandes pérdidas. Estos virus se clasifican en función de su modo de transmisión, por ejemplo, a través de insectos como la mosca blanca. Para la prevención de posibles virus en cultivos hortícolas es fundamental escoger las varietales con las resistencias y comprar las semillas en semilleros autorizados, así como, cumplir protocolos de prevención con las medidas adecuadas.

Hongos. Plagas en los cultivos

Son grupos de organismos microscópicos que aparecen en las plantas debilitadas y en condiciones propicias para su desarrollo. Producen diferentes daños en las plantas, como por ejemplo, podredumbre en el cuello o en las raíces. Aunque también existen hongos, como el oídio, que producen distintas enfermedades en la parte aérea de la planta. 

Bacterias

Estos microorganismos son parásitos que proliferan en todo tipo de materia orgánica. Para que puedan afectar a un cultivo hortícola deben tener una vía de entrada, como por ejemplo, una herida producida por la poda o por un insecto porque ellos por sí mismos no pueden penetrar la epidermis del cultivo. Entre las bacterias más destacadas encontramos la Clavibacter que afecta al cultivo de tomate o Pseudomonas que afectan al cultivo de calabacín.  

Principales plagas que afectan a los cultivos hortícolas

A continuación, te enseñamos las principales plagas que afectan a los cultivos hortícolas como son: los pulgones, la araña roja, los nematodos y la mosca blanca. 

Pulgones, la plaga más habitual en los cultivos hortícolas 

Los cultivos hortícolas afectados por los pulgones son: la patata, la judía, la col, la vid y las habas. Esta plaga causa daños como son la deformación, enrollamiento de hojas y brotes.

Los pulgones son los parásitos más conocidos y son plagas que afectan a los cultivos hortícolas. Existen diferentes especies y su característica principal es que tienen un pico chupador-succionador. Utilizan el pico para alimentarse de la savia de las plantas y, para ello, perforan sus tallos y hojas. Cuando en un cultivo hortícola hay pulgones suelen acompañarse de hormigas porque estas se alimentan de la melaza que producen los pulgones. La melaza es una sustancia azucarada que segrega esta plaga. 

Araña roja 

La araña roja es otra de las plagas más habituales que afecta a los cultivos hortícolas, es muy furtiva y afecta a muchos tipos de plantaciones. Se caracterizan por su color rojo y por su pequeño tamaño, aunque se pueden ver a simple vista cuando afectan a las plantas en el envés de sus hojas. Cuando invaden los cultivos y dañan las plantas, aparecen unas manchas o puntos pequeños en las hojas de color amarillo. Cuando se desarrollan las hojas de las plantas afectadas se secan y acaban por caerse. Los daños de la araña roja son más importantes en climas secos y cálidos.  

Nematodos, los gusanos microscópicos

Los nematodos son parásitos muy habituales en los huertos. Estos gusanos microscópicos son otra de las plagas en los cultivos hortícolas. Se encuentran, principalmente, en suelos muy húmedos. Los cultivos más afectados por los nematodos son la cebolla, la berenjena y la patata. 

Estos parásitos se alimentan de las raíces, a las que dañan y, cuando se convierten en una plaga abundante, matan la planta. No son fáciles de reconocer porque los síntomas en los cultivos dañados son muy parecidos a los causados por la falta de agua o nutrientes. Una señal de que las raíces de las plantas son atacadas por nematodos es una clorosis acentuada o un desarrollo deficiente de las plantas. 

La mosca blanca, otra de las plagas en cultivos hortícolas

La mosca blanca se instala en el envés o parte de atrás de las hojas.  Cuando las plantas se mueven con la mano, la mosca blanca sale volando. Se reconoce a simple vista por su típico color blanquecino. Causan muchos daños como plagas en los cultivos hortícolas. Las hojas afectadas por la mosca blanca se amarillean y cuando pican las hojas directamente, estas se caen de forma prematura. Invaden diferentes tipos de cultivos, los más habituales son: el tomate, la cebolla, la judía, la zanahoria y el calabacín.

¿Cómo eliminar las plagas en los cultivos hortícolas? 

Respecto a cómo eliminar las plagas, primero hay que detectarlas en los cultivos y después, emplear métodos de control de plagas efectivos.

Métodos de control de plagas

Cómo te hemos dicho, una plaga es un organismo vivo que daña los vegetales de un cultivo hortícola. Para disminuir o eliminar estos organismos y microorganismos hay que establecer un control de plagas efectivo. Para ello, lo primero es identificar la plaga y conocer cómo actúa para evaluar el método adecuado para poder combatirla.

A continuación, te describimos los métodos para eliminar las plagas en los cultivos hortícolas más efectivos, son los siguientes:

Desinfección

La desinfección se trata de una técnica de saneamiento de plagas para controlar y destruir organismos patógenos como son los virus, las bacterias y los hongos. ¿Cómo se lleva a cabo? Se realiza mediante la pulverización de distintos productos químicos que ayudan a controlar o eliminar la plaga correspondiente. 

Es un proceso químico o físico con el que se limpia un cultivo para matar y acabar con los microorganismos o plagas que se encuentran en él. Por un lado, está la desinfección química en la que se usan sustancias químicas para disminuir o frenar plagas, así como para acabar con ellas. En ocasiones no es suficiente un único producto químico para acabar con ellas y se necesitan combinar varias sustancias para eliminar las plagas en los cultivos hortícolas. Por otro lado, está la desinfección física con la cual se desinfectan las superficies con aparatos de electrocución o ultrasonidos. 

Desinsectación

La desinsectación se refiere al control y a la eliminación de todo tipo de insectos que pueden afectar a los cultivos hortícolas. ¿Por qué los insectos pasan a convertirse en plagas? Principalmente, los insectos se convierten en plagas por las condiciones climatológicas, falta de higiene, abundancia de alimento o por condiciones ambientales favorables para su propagación. Son un tipo de plaga muy agresiva sobre los cultivos. 

Fumigación

La fumigación es uno de los métodos más efectivos para acabar con la invasión de pájaros, microbios o insectos en cultivos hortícolas. Para ello, se usan fumigantes, que son agentes químicos que se pueden encontrar en forma gaseosa a temperatura y presión normal. Los fumigantes tienen que presentar la concentración adecuada para eliminar las plagas en los cultivos hortícolas. 

Desratización

Con este método para eliminar las plagas en los cultivos hortícolas, lo que se pretende es acabar con todo tipo de roedores. Puede ser mediante una desratización pasiva o mediante una desratización activa en la que se utilizan productos químicos y biológicos para acabar con ratas y ratones. 

Esperamos que este artículo te haya servido para conocer los principales tipos de plagas, así como los métodos para eliminar las plagas en los cultivos hortícolas. 

 

Articulos populares

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Descubra

Noticias relacionadas

Transforma tu vida con un entrenador personal

En la búsqueda constante de una vida más plena y saludable, muchas personas utilizan diversos métodos para lograr sus objetivos. Desde programas de dieta y ejercicio hasta prácticas de salud

Como trabaja un arquitecto

Los arquitectos son profesionales creativos y técnicos que juegan un papel fundamental en el diseño y la planificación de edificios y espacios urbanos. Su trabajo implica una combinación única de

Scroll al inicio