Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La importancia de crear edificios respetando el medio ambiente.

¿Por qué es tan importante apostar por una vivienda sostenible? Esta cuestión no sólo debe afectarnos a la hora de mostrar preocupación por respetar el medio ambiente en nuestra propia casa (mediante el reciclaje y adoptando medidas que apoyan a un desarrollo sostenible) sino que también debemos tenerla en cuenta a la hora de crear y rehabilitar edificios.

En este artículo vamos a destacar su primordial importancia y vamos a explicar de primera mano cuáles son métodos adecuados para crear edificios respetuosos con el medio ambiente y rehabilitarlos de la misma manera.

La creación de edificios sin ton ni son conlleva un impacto negativo para el medio ambiente.

Realmente no es algo que debamos pararnos a pensar con mucho detenimiento. Probablemente (y por desgracia) si eres una persona sensible con la naturaleza, habrás presenciado en primera persona una tala de árboles para realizar una construcción de edificios o una ocupación de un espacio natural por el mismo motivo.

Es más que evidente pensar que talar árboles y ocupar un medio natural para crear edificios y fábricas, ya afecta negativamente al medio ambiente. Mediante ese proceso se está usando la tierra para un fin artificial, por no hablar del resto de procesos que implica construir una casa en sí misma; sólo para tener agua caliente y electricidad en casa, es necesario abrir agujeros e introducir tuberías por todas partes.

A esto, debemos sumarle que estamos quitándole el espacio y el hogar a multitud de animales que comparten el entorno natural los unos con los otros, para crear un espacio de uso humano (que, además, si no se mantienen unas medidas de limpieza, higiene y reciclaje, acabarán afectando negativamente al entorno mediante basuras, contaminación acústica y demás).

Pero se pueden hacer las cosas bien, sin sacrificar grandes espacios naturales ni crearlos para luego abandonarlos. Es posible hacer todo este proceso de manera sostenible, pero antes, debemos conocer cuál es el gran problema de no aprovechar los edificios ya construidos y cómo podemos aprovecharlos de manera positiva.

¿Qué sentido tiene crear algo nuevo, si podemos aprovechar lo anteriormente creado?

La base de la economía circular es darle una segunda vida a lo que se ha creado. En muchos casos, este concepto no es aplicable a todo lo que existe, ya que hay cosas que ya han tenido muchos usos o por su propio funcionamiento no se pueden reutilizar.

En cambio, en el caso de las casas, esto es un problema con fácil solución y reside en la misma rehabilitación, ya que se fabrican muchos edificios que ni siquiera han llegado a venderse o alquilarse.

¿Qué ocurre cuando hemos sacrificado un bosque o un pinar entero para hacer una urbanización que luego se lleva años abandonada? Esto ocurre muchas veces por la falta de compromiso y convenios con constructoras e inmobiliarias, además de por el elevado precio de algunas viviendas, las cuales se vuelven imposibles de vender.

En este caso, la urbanización queda “parada” en el tiempo como una urbanización “fantasma” y no se aprovecha en condiciones todo el sacrificio natural que se llevó a cabo para su construcción.

Sin duda, el error garrafal está en construir una nueva urbanización sacrificando de nuevo el entorno natural mientras otras están abandonadas.

La solución consiste en rehabilitar los edificios y llegar a un trato con las mismas constructoras. Además de aprovechar lo anteriormente creado, estaríamos dando una oportunidad de vivienda a muchas personas en vez de tener casas vacías que irremediablemente pueden quedar ocupadas por personas sin techo.

Entonces, afirmaremos que la rehabilitación de edificios no sólo es capaz de ayudar al medio ambiente, sino también a recuperar el dinero y esfuerzo invertido en edificios que han quedado abandonados a su suerte durante muchos años.

Crear edificios sin aprovechar y sin pensar en las consecuencias es altamente dañino para el medio ambiente y la sociedad.

Tanto la rehabilitación de edificios como la creación de los mismos, pueden realizarse mediante una conciencia colectiva enfocada a preservar el medio ambiente y el desarrollo sostenible.

¿Cómo se realiza este proyecto a favor de la naturaleza y nuestro planeta?

La rehabilitación de casas es una solución más que favorable.

Ya hemos llegado a la conclusión de que los edificios abandonados pueden ser rehabilitados para un buen fin. Sin embargo, este tipo de edificios no son los únicos a los que debemos echarles el ojo.

Muchas casas donde actualmente viven las personas y que tienen ya bastantes años, también pueden estar fabricadas en origen siguiendo un sistema energético que en la actualidad está completamente obsoleto, lo cual puede afectar negativamente al medio ambiente. En este caso, la rehabilitación del mismo sería necesaria a la par que beneficiosa para todos.

Por otro lado, encontramos que optar por un edificio sostenible es una opción cada vez más demandada por personas e incluso por empresas, las cuales desean vivir y trabajar en una vivienda respetuosa con el medio ambiente.

Con todo esto debemos pensar que la rehabilitación no sólo ayuda solo al planeta, ya que puede afectar positivamente incluso a nuestro bolsillo, piénsalo.

Si una casa no tiene un sistema de climatización actualizado, o si no dispone de un correcto aislamiento térmico podría contribuir a un desperdicio de energía importante (lo cual se vería reflejado en nuestras facturas de la luz, lógicamente). Y es que los datos hablan por sí solos, ya que una rehabilitación del sistema energético del edificio puede lograr reducir hasta un 64% de gasto energético, según podemos leer en esta noticia de la web Caloryfrio.com

¿Por qué no se implantan entonces estas medidas en todos los edificios? La respuesta es sencilla: Las rehabilitaciones suelen ser caras. Debemos tener en cuenta que para la mayoría de rehabilitaciones se deben de llevar a cabo obras complicadas, las cuales conllevan la implantación de energías renovables en las casas y la instalación de técnicas como el aislamiento térmico en las mismas, entre otras.

Sin embargo, no todo está perdido, ya que existen subvenciones para la rehabilitación de edificios concedidas por el gobierno.

La construcción de casas de forma sostenible es altamente necesaria.

Así como las rehabilitaciones se aplican para ayudar y mejorar el medio ambiente, las construcciones de casas no deberían ser menos.

¿Cómo se puede construir edificios de obra nueva de manera sostenible? Lo podemos lograr a través de materiales y procesos de edificación que impliquen un bajo impacto medioambiental.

Un buen ejemplo aplicable a este artículo lo encontramos visitando Geneo, empresa constructora en Madrid. Dicha empresa se dedica a construir de manera sostenible, además de realizar rehabilitaciones.

Por supuesto, si hablamos del uso de espacios naturales para construir no podemos pensar de otra manera; éste no está justificado para defender el medio ambiente, lógicamente. Se debe evitar en todo momento sacrificar lugares de protección natural, además de tener en todo momento responsabilidad social con el mismo proyecto en el futuro.

Las empresas de construcción deben unirse a esta bonita propuesta y mirar por el futuro de todos, ya que actualmente existen medios de sobra capaces de evitar un gran impacto medioambiental. ¡No hay excusas! Es primordial que todas sigan éste buen ejemplo y comiencen a edificar de manera sostenible.

Articulos populares

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Descubra

Noticias relacionadas

Transforma tu vida con un entrenador personal

En la búsqueda constante de una vida más plena y saludable, muchas personas utilizan diversos métodos para lograr sus objetivos. Desde programas de dieta y ejercicio hasta prácticas de salud

Como trabaja un arquitecto

Los arquitectos son profesionales creativos y técnicos que juegan un papel fundamental en el diseño y la planificación de edificios y espacios urbanos. Su trabajo implica una combinación única de

Scroll al inicio