Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Escoge siempre el toldo más funcional para decorar tu hogar

En nuestro día a día nos encontramos decenas de toldos miremos a donde miremos y es que las terrazas de los establecimientos los tienes, la gente en sus casas e incluso algunas de las obras de ingeniería civil, como es el caso de los toldos que cubren las aceras del puente de los Derechos Humanos, que sobrevuela el trazado de la autovía A-8057 conectando el Barrio Alto de San Juan de Aznalfarache, Sevilla, con el sector urbano del municipio ubicado al otro lado de la gran vaguada que separa a ambas zonas.

En este sentido, como podéis comprobar, los toldos forman parte de nuestra sociedad y es por ello por lo que en el mercado actual encontramos decenas de tipos de ellos, cada uno adaptado a una necesidad concreta. Así, a la hora de optar por uno para decorar nuestro hogar, siempre debemos de escoger el más funcional y el que realmente más se adapte a nuestras necesidades, tal y como nos recuerdan los expertos de Toldos Clot, con quienes, gracias a su inestimable ayuda y buen hacer, hemos podido hacer este post en el que os mostramos algunos de los tipos de toldos más usados habitualmente en nuestros hogares.

  • Toldo de brazos extensibles, articulado o invisible. Los brazos que tiene su estructura permiten que se pueda doblar y replegar sobre sí mismo sin ningún obstáculo. Es muy parecido al modelo monobloc, que simplemente hace referencia al mismo tipo de estructura, pero de mayores dimensiones, de hasta de 6m de línea con un solo juego de brazos, y de más medida con más juegos de brazos, y que además es más robusto. En concreto, este tipo de toldo cuenta con un amplio margen de regulación de su inclinación, llegando a inclinarse a 90º con gran precisión y estabilidad, y puede tener 3 variantes: sin cofre, semicofre o con cofre. Por ello de adapta perfectamente a las distintas necesidades del hogar o del clima en cada momento determinado, así como puede ser manual o motorizado.

Además, es muy versátil y se puede instalar en balcones, terrazas, patios y jardines, así como locales comerciales y están recomendados en espacios amplios, con superficie de salida de la fachada. Su mayor ventaja, aparte de aportar sombra y protección solar a una gran superficie, es que permite el paso libre de obstáculos por ella.

  • Toldo de punto recto o portada. Este tipo de toldo está indicado para ventanas y fachadas, aunque también puede ser instalado en balcones con gruesas barandillas con superficie suficiente para atornillar los anclajes de los brazos fijos. Se instala sobre la ventana y sus brazos laterales permiten graduar la inclinación resultando en tres posibles posiciones: una de ellas quedando el toldo totalmente vertical, creando un cerramiento y protegiendo así de la lluvia y el viento. Por su parte, los brazos de este toldo van provistos de un sistema de tensión que les confiere más estabilidad y firmeza frente a las rachas de viento, aumentando su resistencia y durabilidad. Estos brazos permiten una apertura del toldo de hasta 180º, y puede encontrarse tanto con cofre como sin él, por eso es tan versátil.
  • Toldo Estor, Telón o de Balcón. Son toldos diseñados para balcones o terrazas con barandilla de forja o mampostería, con o sin pared lateral. Tienen brazos abatibles de 50cm de longitud que se fijan a la barandilla mediante enganches y permiten dos posiciones: totalmente vertical, con los brazos recogidos, o proyectado en la fachada, con los brazos completamente abiertos y anclados a la veranda. Es ideal para proteger tu balcón de la climatología y aprovechar ese espacio todo el año, pues se puede regular a tu antojo, y se puede encontrar tanto en versión sin cofre y con cofre por si quieres más protección de la lona y el mecanismo del toldo.
  • Toldo Vertical. Es un toldo que se enrolla y desenrolla de manera totalmente vertical, suelto o metido por dos guías a los laterales, como si fuese una persiana o un estor. Es muy discreto ya que no invade nada de espacio ni presenta ningún obstáculo al paso. La versión con ventana, o si lleva un tejido especial, permite el paso de la luz natural, pero conservando la protección del viento y la intimidad. Por ello, es muy práctico y útil desenrollarlo cuando hace sol o viento, y enrollarlo cuando no se necesite. Funciona como cortavientos vertical y es el modelo perfecto y el más utilizado para realizar cerramientos en terrazas, porches y miradores, ya que no requiere de obras. Además, este tipo de toldo puede ser sin cofre o con cofre, y puede ser sin guías, con enganches en la parte inferior para anclarlo al suelo, con guías, herrajes de aluminio por los que baja la lona, o con varillas, cables de acero que guían la tela hacia abajo.

El toldo lateral, una de las opciones más demandas en la actualidad

Este es un tipo de toldo que se enrolla y desenrolla de manera totalmente horizontal, va anclado al suelo y sirve como protección solar, cortavientos y separador de espacios, por lo que se ha convertido en uno de los más demandados en los últimos tiempos. Además, es el modelo ideal para aportar privacidad a terrazas, patios o jardines donde no se pueda instalar un toldo cortavientos vertical.

Asimismo, este tipo de toldo siempre lleva cofre porque una vez enrollado la lona se guarda en el poste fijo, y este modelo puede llevar ventana transparente si quieres que permita el paso de la luz natural.

Articulos populares

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Descubra

Noticias relacionadas

psicólogo

Cómo elegir al psicólogo ideal para ti

Nos encontramos en un momento de cambio cuando se habla de salud mental. No estamos como nos dicen psicologoensantacoloma.es ante un tema que sea tabú. Se encuentra en la agenda

Scroll al inicio