Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Terapia Gestalt, el método psicológico que está ayudando a miles de personas

Estarás de acuerdo con que reencontrarse con las emociones y aprender a abrazarlas es algo curativo. Si estás leyendo este artículo es que estás interesado en la terapia Gestalt, ya sea por curiosidad personal, porque estás buscando un profesional para hacer una terapia pero…¿de qué va? 

Terapia Psi, psicólogos presenciales y online desde 2006, especialistas en terapia Gestalt nos explican que es una terapia centrada en el aquí y el ahora. Se basa en la aceptación de tus experiencias y lo que te ocurre. Pretende que tengas responsabilidad sobre tus sentimientos y tus actos. Es ideal si sufres una crisis vital y sirve para tratar problemas como la ansiedad, depresión, baja autoestima, pérdida de control, dificultades para relacionarse, entre otras muchas más.

Sigue leyendo este post en el que te contamos qué es y para qué sirve, en qué puede beneficiarte o cómo se aplica. Y aprende todo lo que necesitas saber sobre esta terapia.

¿En qué consiste la terapia Gestalt?

Esta terapia es un modelo de psicoterapia basada en el desarrollo personal y en la capacidad de vivir el presente, la espontaneidad y la responsabilidad. Considera al ser humano como una entidad completa y compuesta por cuerpo, mente y alma. Si trabaja adecuadamente la integridad y el equilibrio, de esas tres partes de que está formado, logrará el pleno bienestar.

Esta terapia se centra en los sucesos actuales y no en el pasado, así como en el proceso y no en el contenido. El psicólogo trabaja con el paciente y lo encamina a darse cuenta de lo que le impacta de su entorno, consiguiendo que sea consciente de la manera en que hace las cosas, y encontrando la forma de llevarlas a cabo de forma más útil.

Utiliza dos modos de trabajo o técnicas:

  • Aumenta la consciencia de la persona para hacerlas responsables se si mismo y de sus actos, pensamientos y conductas.
  • Cierra situaciones del pasado que a la persona le repercuten sobre su bienestar actual. El objetivo principal  de la teoría Gestalt es permitir a la persona conocerse bien, recuperar su creatividad y desarrollar la capacidad de elegir cómo  afrontar su vida de forma correcta.

¿Qué problemas trata la terapia Gestalt?

Esta terapia Gestalt tiene como finalidad que adquieras un nuevo sentido de ti mismo, afinando tu percepción y conciencia de forma general. Es de gran ayuda para identificar emociones y necesidades que se han suprimido a lo largo del tiempo. Así podrás enfocarte en vivir plenamente el presente. Y es que, esta terapia está centrada en el aquí y ahora.

Trata múltiples problemas entre los que destacamos la ansiedad, la depresión, la baja autoestima, las dificultades a la hora de relacionarse con otras personas y las pérdidas de control. Pero hay muchos más como trastornos del sueño y otros efectos físicos, que los problemas anteriores generan, como trastornos digestivos, dolor de espalda y de cabeza, etc.

Las 10 técnicas de terapia Gestalt más utilizadas y sus beneficios

Te mostramos las 10 técnicas de terapia Gestalt más utilizadas, seguro que te sirven para enriquecer tu proceso terapéutico.

“La silla vacía”, una técnica sencilla y efectiva para liberar emociones

El objetivo de la silla vacía es crear un diálogo emocional con un algún aspecto de ti mismo o de una persona importante para tí. Imagínate que esa persona está sentada en la otra silla. Es una de las terapias Gestalt más reconocida y usada porque es sencilla y efectiva para lograr liberar emociones.

Así, puedes trabajar tus conflictos internos e incluso los conflictos con otras personas. Con este diálogo emocional podrás observar las diferentes situaciones desde una perspectiva distinta para comprenderte mejor. También comprendes a la otra persona mucho mejor, te pones en su lugar y así ves las cosas desde su propia perspectiva, adoptando, por lo tanto, un comportamiento más adecuado.

“Asuntos pendientes”, para solucionar temas no resueltos

Con esta técnica se trabaja sobre aquellos asuntos que aún no has resuelto y que por tanto, estarán limitando diferentes áreas de tu vida. En ocasiones, no has tenido la oportunidad de expresar lo que sientes por esa persona, o puede ocurrir que se trate de alguien que ya ha fallecido.

Por ello, muchas personas permanecen, incluso por años, enganchadas a una persona o situación que no has sido capaz de resolver.

“Haciéndome responsable”, para no echar las culpas a los demás

Esta terapia tiene como objetivo que te responsabilices de tus propias acciones, detectes las causas y te des cuenta de cuáles son tus necesidades. Y es que, en ocasiones tendemos a culpar y responsabilizar a los demás de lo que les pasa…”todos tienen la culpa de lo que me sucede, menos yo” ¿A qué has oído esto alguna vez?

Con esta terapia te darás cuenta de tus propias acciones, es decir que lo que te ocurre es el resultado de lo que haces o dejas de hacer. Cuando asumes la responsabilidad de lo que te sucede, tienes un mayor control sobre tu vida y tomas un papel más activo en ella. Todo ello te ayuda a realizar los cambios necesarios para recuperar el control.

“Juego de proyecciones” para identificar las percepciones

Muchas veces se tienen percepciones negativas de otra persona, y en realidad son proyecciones de uno mismo. Con la técnica de “juego de proyecciones» se pretende que identifiques si lo que percibes de alguien es real o simplemente una proyección. Como eres consciente de que no es real lo que piensas acerca del otro, podrás trabajar ese aspecto y vivir mejor con ello.

Es muy recomendada cuando mantienes mucha atención sobre otra persona y la juzgas de forma constante por cada uno de sus actos.

“Juego de roles” para liberara la energía contenida

¿Eres una persona tímida y quieres vencer esa timidez? esta terapia es perfecta para ti. El objetivo de esta terapia Gestalt, es desarrollar tu polaridad inhibida y que liberes la energía contenida consiguiendo ampliar tus recursos.

¡No reprimas energías por más tiempo! Si por ejemplo, eres una persona que nunca ha hecho valer sus derechos, se te pide que representes el papel de una persona egoísta. Este “juego de roles” se suele realizar de manera grupal para que el efecto positivo sea mayor. Después de varias sesiones lograrás desbloquear tus energías y conseguir el equilibrio.

“Exageración”, consigue abrir tus sentimientos y emociones

A veces puede ocurrir que tienes sentimientos y emociones que están ocultos tras gestos y movimientos involuntarios, e incluso dentro de tu conversación. Por eso, esta terapia es tan importante, porque te permite la apertura de sentimientos y emociones que se manifiestan de manera inconsciente. Cuando realizas la terapia se te pide que exageres el movimiento y que lo repitas con el objetivo de poner de manifiesto el significado que hay detrás de él.

“Proyección-identificación” para trabajar tus sueños

Según la terapia Gestalt todo lo que sueñas tiene una representación vinculada a tu mundo interno como por ejemplo, miedos, aspiraciones, preocupaciones, etc. Por ello, se utiliza para trabajar tus sueños. Su objetivo es que interiorices tus propias emociones y el punto de vista del otro.

Esta técnica es perfecta para los más pequeños de la casa porque les ayuda a expresar y exteriorizar lo que sienten sin temor. Los niños disminuyen su ansiedad porque saben que se trata de un juego.

“Técnica del yo-tú” para enriquecer las conversaciones con los demás

El yo-tu, más que una técnica es un principio que se aplica como ejercicio en grupo. Es perfecta para aquellos que cuando hablan con otra persona cara a cara, miran al vacío y evitan la mirada del otro. Por estos motivos las conversaciones son más pobres y el objetivo de este principio es identificar de dónde proviene esa incomodidad. Después de esta terapia logras tener relaciones más cálidas, estrechas y empáticas con las personas que te rodean.

Lenguaje personal vs impersonal para hacerte responsable de lo que te sucede

Te puede ocurrir que utilices un lenguaje impersonal  contigo mismo y te refieras a ti mismo, y a lo que haces, como si no fuese algo tuyo. Seguro que alguna vez has dicho “tengo un temblor” en vez de decir “estoy temblando” o “siento que lo que tengo es pena” en vez de decir “estoy triste”. El objetivo de esta técnica es hacerte consciente de cómo te diriges a ti mismo para que te vuelvas un agente activo responsable de lo que te ocurre en vez de ser pasivo.

“Haciendo la ronda”, para que experimentes emociones

Este tipo de técnica Gestalt se realiza en terapia de grupo y su objetivo es que seas consciente de lo que sientes para que lo experimentes de distintas formas. Así no generalizas lo que sientes e identificas qué situaciones o personas te estimulan para experimentar dicha emoción.

Más que una técnica es un juego muy flexible que se lleva a cabo en grupo en el que se dicen frases, pero se incluyen otras conductas como gestos, abrazos a otras personas, ademanes, etc. 

Terminamos con unas frases de Fritz Perls, creador de esta corriente psicoterapéutica:

“Cuando comprendemos que los demonios que nos poseen no son otra cosa sino proyecciones de nosotros mismos, los demonios desaparecen solos”.

“Cada uno tiene la responsabilidad de orientar su vida hacia lo que quiere”

“El proceso terapéutico consiste en pasar de la necesidad de apoyarse en otro, a la capacidad de apoyarse en uno mismo”.

Has aprendido que la terapia Gestalt es muy útil y efectiva para comenzar tu proceso de crecimiento personal. Con ella podrás gestionar tus emociones integrándolas en el presente. Lograrás tener una gran consciencia de tu mundo interior para realizar los cambios que necesitas.

 

Articulos populares

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn

Descubra

Noticias relacionadas

psicólogo

Cómo elegir al psicólogo ideal para ti

Nos encontramos en un momento de cambio cuando se habla de salud mental. No estamos como nos dicen psicologoensantacoloma.es ante un tema que sea tabú. Se encuentra en la agenda

Scroll al inicio